Cala Molí

Localizada en el este de la isla, Cala Molí es una pequeña playa rodeada por pinos que cuenta con una incómoda superficie compuesta por guijarros y cantos rodados, que hace que prácticamente sea necesario llevar calzado para adentrarse en el agua.

La escasa suavidad de los suelos que constituye un problema para la mayoría, es el mayor aliado para aquellos que buscan la tranquilidad en Cala Molí, ya que es una playa muy poco visitada.

Dimensiones

  • Longitud: 100 metros.
  • Anchura: 35 metros.

Cómo llegar

Desde Ibiza, tomando la carretera PM-803 hasta San José. Tras cruzar la localidad tomar el desvío hacia Cala Vadella y Cala Tarida.

Lugares próximos

Cala Tarida (1.2 km)
Cala Vadella (2 km)
Cala Bassa (2.3 km)
Cala Codolar (3.7 km)
Cala Carbó (4.1 km)