Cala Salada y Cala Saladeta

Cala Salada y Cala Saladeta

Rodeada por un entorno verde apenas urbanizado, Cala Salada es una de las calas mejor valoradas y más visitadas de la isla y está considerada una de las mejores playas de Ibiza.

Cala Salada y Cala Saladeta, su vecina, surgen de acogedores entrantes que forman dos agradables calas de arenas doradas y aguas cristalinas que reflejan colores azulados para crear un paisaje de ensueño.

Cala Salada suele estar repleta de gente, pero tras recorrer un sinuoso sendero a través del acantilado rocoso de la orilla llegaréis hasta Cala Saladeta, una playa de belleza similar, pero algo más tranquila.

A pesar de que para llegar desde una playa hasta la otra los más valientes escogen un camino bastante complicado en el que prácticamente se escala a través de las rocas, en la parte superior encontraréis un camino más cómodo.

Dimensiones

  • Longitud: 80 metros.
  • Anchura: 25 metros.

Cómo llegar

Para llegar a Cala Salada desde San Antonio en coche solo tenéis que tomar la carretera PM–812 en dirección a Santa Agnes. Tras recorrer algo más de dos kilómetros, solo tenéis que tomar el desvío hacia la izquierda y descender hasta llegar a la costa.

Mucha gente se decanta por reservar un paseo en barco y llegar hasta estas paradisíacas calas por mar.