Ibiza

Ibiza es una ciudad fascinante tanto de día como de noche. Se trata de una ciudad colorida y con estilo en la que las excentricidades son algo común y forman parte de su magia.

Ubicada en el sur de la isla, Ibiza es conocida especialmente por su animado ambiente nocturno y sus noches interminables. Pero la ciudad tiene mucho más que ofrecer y esto es algo que demuestra a sus visitantes reinventándose día tras día para dar lo mejor de sí misma.

Qué ver en Ibiza

Ibiza cuenta con dos zonas especialmente interesantes para los turistas:

Dalt Vila

Localizado en la parte alta de la ciudad, el barrio antiguo conocido como Dalt Vila se encuentra rodeado por una muralla construida en el siglo XVI para proteger la ciudad de los piratas y de los otomanos.

Las empinadas calles adoquinadas de Dalt Vila invitan a un tranquilo recorrido en el que las pequeñas casas encaladas se agolpan hasta llegar a la parte más alta, desde donde se obtienen vistas excepcionales. En esta zona se encuentran restaurantes muy agradables.

Dalt Vila cuenta con numerosos lugares de interés entre los que destacan la Catedral de la Virgen de las Nieves (siglo XIII), la Plaza de la Vila, los baluartes de la muralla (desde los que se obtienen interesantes vistas), la Iglesia de Santo Domingo (siglo XVI) y el Ayuntamiento, ubicado en un antiguo Convento Dominico.

El momento más agradable para recorrer Dalt Vila es durante la noche, cuando las temperaturas descienden y el barrio muestra una calma inusitada.

Puerto deportivo

La zona del puerto está repleta de bares y restaurantes y las tiendas permanecen abiertas hasta la medianoche, razones que la convierten en una de las zonas más animadas de la isla.

Las terrazas de los bares del puerto son la mejor opción para comenzar una noche de fiesta. Todas ellas ofrecen un 2x1 en bebidas y cuentan con el atractivo de los desfiles que realizan los gogós para publicitar las fiestas de sus discotecas.